¿Te atreves a vivir sin sol y dentro de una nave? Foro-rol Yaoi/Yuri
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
×××××××× ×××××××× ××××××××
Últimos temas
» Konichiiwa ^^
Lun Jul 16, 2012 10:55 pm por Tomo-chan

» Ishima Ryuken
Jue Mayo 03, 2012 5:19 pm por IshimaRyuken

» Reglas foro-rol
Jue Mayo 03, 2012 3:49 pm por IshimaRyuken

» Charlotte Dunois
Sáb Feb 18, 2012 11:50 am por Feliciano Vargas

» Lucy Scarlett
Dom Ene 08, 2012 2:56 pm por Feliciano Vargas

» Encantada de rolear con vosotros
Lun Ene 02, 2012 8:00 pm por 100%Fan de Naruto

» Ludwig Beilschmidt
Lun Dic 05, 2011 5:14 pm por Feliciano Vargas

» Ficha de Oru Anzumi (Uke)
Dom Dic 04, 2011 1:34 pm por Feliciano Vargas

» ¡Chan! It's Me!
Dom Dic 04, 2011 12:52 pm por Oru Anzumi

Temas similares
××××××××

Comparte | 
 

 A solas contigo, mi Michiru Kaioh

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Jue Jun 30, 2011 3:18 pm

Al escucharla hablar, un inmenso rubor se izo visible en sus mejillas, tomando aun mas color a cada instante, no tenia ni la mas remota idea de que decir, sencillamente no completaba el aliento para responder, su rubia compañera, la avía dejado de cierta forma en transe, perdida entre aquellas palabras, y ese par de ojos verdes. La acuamarina, no tenia idea de que responder, no por que la rubia le fuese indiferente, era todo lo opuesto, pero aun así le temía al que diría de ella al que pensaría de su respuesta fuese la que fuese.
Mantuvo el silencio unos cuantos minutos mirando atentamente a su compañera, respiro profundamente, y la miro con una inmensa dulzura. –No seré un juego a la mañana siguiente?...- pregunto escondiéndose ligeramente entre sus hombros desviando la mirada un poco, la sensaciones que la rubia le producía eran inmensas e infinitas, ligeramente tomo fuerza para girar a la rubia en la cama ahora ella quedando sobre su alta compañera, quito unos cuantos mechoncitos de la frente de su compañera, para mirarla atentamente a los ojos.

Coloco su antebrazo en la cama para serle soporte a su cuerpo, lentamente se acerco a los labios de su compañera para depositarle un dulce y tierno beso, asta que fue necesario romperlo por falta de aire. Se acerco lentamente hasta su oído –Quiero… quiero estar contigo… - dijo un tanto tímida a sus palabras con un inmenso rubor en sus mejillas, nunca pensó poder conocer a una persona que lograra hacerla sentir así, su mirada azul, se concentro en aquel par de ojos color verdes, que la animaban a seguir, sus palpitaciones eran aceleradas, su respiración entorpeció un poco, al igual que sus movimientos, era de las pocas veces que aquel océano, se encontraba frenéticamente nervioso, cosa que le costaba manejar y aun mas disfrazar.
Deposito un beso en los labios de su compañera para luego separarse un poco de su compañera y mirarla con atención unos cuantos segundos, su cabello ondulado se encontraba a sus costados y un poco desordenado, pero en ese instante, no le importaba, solo disfrutaba de tan grata compañía, para después acercarse lentamente a sus labios y darle un beso en los labios de su compañera, depositándole una suave mordía, soltándola poco a poco, y reglarle una sonrisa con un toque sensual en ella. -Quiero que seas la primera en mi vida... -un tono tímido se coloco en su voz, un rubor imposible de ocultar se fue posesionando de sus mejillas nuevamente, la miro unos instantes para luego volverla a besar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 01, 2011 6:05 pm

Al confesar su deseo nota ese fuerte rubor de su dulce ama y así dejar el silencio reinar en la habitación, para más tarde escuchar a su ama que la hizo reaccionar- ¡No! ¡Nunca serás un juego para mí Michiru! –Dice alertada pensando que tal vez la molestó, algo infantil su reacción y casi divertida por sus nervios presentes, pero no duda en besarla rápidamente- Nunca serás un juego para mí… Quiero hacerte el amor, pero no solo un día… -Le sigue confesando algo avergonzada por ello, que llega a apartarle la mirada totalmente ruborizada y nerviosa, sin saber que más decir, pero enseguida nota como su princesa la gira para ahora quedar debajo de ella que le hace abrir los ojos sorprendida y notar esos finos dedos apartar sus mechones rubios de sus ojos- Michiru… -Fue lo único que llegó a decir antes de que su ama la callara en un dulce y largo beso, que se tuvo que terminar por el dichoso falta de aire. Nota su cálido aliento a su oído escuchando aquello, que la hace reaccionar en un abrazo lleno de emoción y sentimientos, con una inmensa sonrisa en el rostro de la rubia- Voy a estar contigo siempre… Mi océano… -Le dice con un suave rubor en sus mejillas, sonriéndole dulcemente- Suena loco… Hace solo un momento que te conozco y… Siento mi corazón que quiere andar contigo –Le sigue hablando tomando su rostro entre sus manos, acariciando suavemente sus mejillas con los pulgares.

Después de todo eso, millones de besos se interceptaron entre palabras y miradas, que cuando escucha decir lo último a su compañera la hace sonreír para besarla más apasionadamente, atrapando sus labios en suaves mordidas como si quisiera comérsela hasta la eternidad. Sus manos se trasladan de sus mejillas hasta su nuca, donde hunde sus largos dedos entre los cabellos verdes de su ojiazul, besándole con más amor que nunca, que iba dejando entrar un poco de aire entre ambas para que así el beso fuera más largo y poder disfrutar más de ello. Susurró su nombre entre besos y sonrisas, que poco a poco sus manos fueron bajando poco a poco por su espalda, algo tímidas pero decididas, para así subir un poco de su camisa y colar sus manos bajo esta, tocando todo a su paso, notando la suavidad de su piel que parecía que fuera de porcelana. Permitía que su ama estuviera sobre ella hasta que sus deseos de seguir besándola la ganaran por completo.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 01, 2011 7:19 pm

Las palabras de su compañera lograban ruborizarla al instante, una pequeña sonrisa se dibujo en sus labios, las palabras de su compañera la hicieron sentir un poco mas segura des sus propias palabras, era como si todo hubiese cambiando en un segundo, una sonrisa se dibujo nuevamente en sus labios al escucharla decir, aquello ultimo. –Entones… que me llamen loca… pero … siento lo mismo… - la beso nuevamente cada beso lograba, que la chica de cabello acuamarino no quisiera separarse de ella, nunca pensó que eso pudiese suceder, le sonrió ligeramente entre aquellos besos que su compañera le regalaba.
Al sentir las manos de su compañera en su espalda, un escalofrió corrió en por todo su cuerpo una sensación electrizante recorrió cada centímetro de su piel, beso nuevamente a su compañera, lentamente se separo de sus labios y la miro detenidamente unos cuantos segundos. –Son magníficos. – dijo acarició sus labios, con una ligera sonrisa, su peos se mantenía en su antebrazo mientras con la otra coloco uno de sus mechones detrás de su oreja, se acerco nuevamente a los labios de hermoso viento, rozando sus labios con los de ella, para sonreírle ligeramente.

Lentamente comenzó a cerrar los ojos, para fundirse nuevamente con su compañera, cada instante parecía detenerse junto a ella, cada momento era magnifico, sus labios comenzaron a bajar lentamente pro su cuello, dejando pequeños besos por cada centímetro que recorría, sus nervio fueron aumentado poco a poco asta llegar a el borde de su camisa, se detuvo unos segundos para dejar escapar uno suspiro que mostraba aquellos nervios que poco a poco se apoderaron de ella, subió nuevamente asta sus labios y los beso profundamente con un inmenso cariño, pero de igual manera con una inmensa pación en cada beso. –Segura… - dijo entre besos con un tono nervioso, pero a su vez sus ojos mostraban, la necesidad de escuchar un si de su compañera, quería estar con ella pero aun no comprendía, el como es que con una persona que recién conocía, lograba haberla enamorado así.
Miro los ojos de su compañera perdiéndose nuevamente en ellos, se avía enamorado de ella en tan poco tiempo, esa cuestión era a la que menos atención le prestaría, solo quería gozar de la compañía de su compañera, la beso nuevamente fundiéndose en aquel beso, que por un instante pareció eterno.–No me dejaras?… - pregunto entre besos sin separarse de su alta compañera, no soportaría el perderla, pero el por que no lo comprendía aun, solamente tenia en claro que
no quería alegarse de ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Jue Jul 14, 2011 10:25 pm

Cuando escucha aquello de que sentía lo mismo hizo que su corazón diera un fuerte latido como si quisiera salirse de su pecho, que eso la tentó a besarla más apasionadamente, susurrando su nombre entre besos mientras sonreía realmente feliz. Nota como rompe momentáneamente el beso su dulce océano para decirle aquello- Son tuyos… Nacieron para ti –Le dice sin vergüenza para poder sentir de nuevo sus cálidos y finos labios. Lentamente notaba esos pequeños besos por su cuello que le hicieron sonreír feliz, cerrar los ojos y suspirar por ellos suavemente, pero esos besos terminan rápido y nota claramente los nervios de su chica escapados en aquel suspiro y aquel decir, que la hizo reír suavemente y acariciar su mejilla con su nariz- Estoy segura de esto, mi Michiru –Le susurra muy dulce besando su barbilla y mirándola con mucha dulzura. Sus labios volvieron a toparse de nuevo, una y otra vez escuchando aquella pregunta insegura de su compañera, que la hace sonreír para sacar sus manos de su cuerpo y subirlas a su rostro, haciendo que la mirara fijamente y que viera su mirada y sonrisa- He nacido para ti, y no pienso separarme de ti nunca –Fue acercando poco a poco sus labios a los de ella hasta rozarlo- Soy tuya, para siempre, solo quiero una vida a tu lado –Le confiesa antes de volver a besarla, cerrando los ojos poco a poco mientras atrapaba sus labios dulcemente entre los suyos a la vez que sus manos volvían a moverse al lugar donde se quedaron, metiéndolas bajo su camiseta y volviendo a tocar todo a su paso.

Sus manos subieron un poco hasta toparse con el broche de su sostén, acariciándolo un poco para bajar sus manos hasta sostener su camiseta y no dudar en empezar a subirla poco a poco por su piel, rozando incluso su pecho hasta romper el beso para hacer que su chica levantara sus brazos lentamente para así arrebatarla la camiseta echándola a un lado. Una vez así, debajo de ella pasea sus manos por su estómago y espalda continuamente mientras miraba con expectación su hermoso cuerpo, su cuerpo de ángel- Eres sexy… –Ríe algo burlona para atrapar su cuello apasionadamente donde dejaba suaves besos primeramente, besos suaves que fueron subiendo de pasión, abrazando a la chica mientras atrapaba su fina y suave piel entre sus labios, succionando un poco alguna zona de su cuello donde dejaba pequeñas y sensuales marcas en su piel.
Separa sus labios de su cuello para posar algunos pequeños besos por sus hombros y clavícula, así subirlos de golpe y besar en los labios a su océano, subiendo su mano diestra hasta su broche cual no quitó sino que solo se dedicó a jugar con él mientras la zurda baja por su espalda baja colándola un poco por debajo de su ropa acariciando la piel de esta.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 4:25 pm

Cada una de sus palabras le daban confianza seguridad, el echo de que fuese a ella a quienes esas pablaras eran dirigidas logro ruborizarla por completo, una sonrisa cruzo sus labios. –Quiero estar siempre junto a ti… - le dijo entre besos a su compañera, para continuar con aquellos besos al sentir las manos de su compañera nuevamente se ruborizo pero continuo, sus labios se atrapaban mutuamente.

Al momento de terminar de retirar su blusa fue mas que necesario separarse de su compañera, al sentir sus manos al rose de su piel, le fue imposible no sentir una pequeña descarga que recorrió su espalda, al escuchar lo que menciono, le fue imposible no reír un poco, pero esa risa venia acompañada de un inmenso rubor que se poso sobre sus mejillas, los labios de su rubia compañera, que era como el mismo viento recorrían su cuello, empezando en unos besos suaves hasta ir aumentando la pación en cada beso, mordió su labio inferior prácticamente de forma inconsciente, disfrutando de cada beso que su compañera le regalaba. Al volverla a besar en los labios correspondía a cada uno de esos besos, con su antebrazo izquierdo se mantenía firme en la cama para no depositar todo su peso en su hermoso viento, mientras que su mano derecha la deslizo por la camisa de su compañera, con el mas sumo cuidado. Poco a poco se separo de los labios de su viento, para comenzar a besar su cuello mientras con su mano derecha comenzó a desbotonar su camisa
poco a poco.

Fue desbotonando uno a uno de los botones, su lengua pasaba suavemente por el cuello de la rubia, al terminar de desbotonar por completo su camisa, fue bajando con suaves besos recorriendo la piel de su compañera, su mano derecha acariciaba su abdomen con una delicadeza sorprendente, sus labios llegaron hasta el borde de su sostén en el cual deslizaba su lengua tocándola de una forma suave, como si con el mínimo descuido pudiese romperse, deslizo su lengua asta el tirante de su hombro izquierdo, el cual tomo con sumo cuidado con ayuda de sus dientes, y lo deslizo por su hombro hasta dejarlo caer por un costado mientras sus labios rozaban suavemente la piel de esta sección, al termino de esta acción comenzó a besar con delicadeza mientras su mano derecha comenzó a acariciar su cintura deslizándose asta encontrar el borde de su pantalón, en el cual deslizaba sus dedos por su borde sin hacer nada mas, solo conociendo lentamente el cuerpo de su hermosa compañera, de su hermoso viento. Se volvió a subir hasta encontrarse con sus labios. –Eres hermosa… - le dijo entre un susurro antes de volver a besarla atrapando mutuamente sus labios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 4:59 pm

Los besos eran realmente apasionantes y la rubia abrazaba fuertemente a la chica contra sí hasta que el beso se rompe por ella para disfrutar de su cuello, causando que de los labios del viento empezaran a salir algún que otro gemido o jadeo, más que arquea un poco la espalda al notar su lengua juguetona por su hombro y un poco por su pecho, bajándole la tira de su sostén, no solo eso, que al decirle aquello último hizo reaccionar a la ojiverde- La has liado… -Dice con una risa para girarla enseguida y así quedar sobre ella, mirándola con mucha diversión- Creo que de mí no te vas a escapar nunca… -Le susurra divertida haciendo que sus narices se rozaran para acorralar sus labios en un beso, dando alguna que otra suave mordida entre medias mientras la tomaba cariñosamente de la cadera. De pronto la atrapa dulcemente del rostro entre sus manos, acariciando sus mejillas entre medias mientras profundizaba más el beso, por tanto, dándose paso entre ellos para colar su lengua en ellos y buscar la de la joven, así saborear todo a su paso.

Se quita ella misma la camisa echándola a un lado, ya que lo tenía por los codos y le empezaba a molestar, así paseando sus manos por todo su cuerpo como necesidad de tocar cada parte de su piel. Por ello, posa sus manos sobre sus pechos cuales masajea momentáneamente estrujándolo un poco entre sus manos a la vez que rompe el beso para dirigirse a su cuello, donde lame con sensualidad dejando algún que otro suave mordisco. Deseosa de ella, gira sus manos hacia su espalda para desabrocharle lentamente el broche de su sostén y así, sonriendo coquetamente lo tira al suelo y abrazarla contra su cuerpo, dándole cortos besos para moverlos de nuevo y, esta vez hacia uno de sus pechos. Mandando sus labios a su pecho diestro deja pequeños besos para lamer un poco de su pezón para así atraparlo en su boca y estirarlo un poco con sus dientes, sin hacerle daño a la vez que la mantiene abrazada con un solo brazo y por tanto, el otro se dirigió al otro pecho para atraparlo y masajearlo dinámicamente mientras que con sus dedos pulgar e índice se dedicaba a jugar con el pezón de aquel.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 5:57 pm

El sonido que le provocaba a la rubia le parecía encantador, al escucharla sonríe ligeramente, pero queda sorprendía al momento de darle un giro a la circunstancias, donde la rubia se encontraba ahora de ella, al escuchar lo ultimo que dijo una pequeña sonrisa se dibujo en su rostro. –Estas segura… - sonríe de forma traviesa parta mirarla con atención. –O serás tu quien no se libere de mi… - para después hundirse en aquel beso que su rubia compañera le regalaba y ella aceptaba gustosa, poco a poco sus lenguas comenzaron a buscarse, asiendo que en cada instante el beso fuese asiéndose mas profundo y apasionado.
Al sentir las manos de la rubia sobre sus pechos, mordió su labio inferior para evitar que que un gemido saliera de sus labios, paso sus manos por la espalda de su compañera, tocando delicadamente su piel, asta toparse con su sostén, llevo sus manos ata el metiendo delicadamente su dedo índice entre su sostén y su piel, el cual alzo con cuidado y con su mano izquierda comenzó a moverlo de forma juguetona, asta que su compañera comenzó a bajar por su cuello, al sentir como desabrochaba su sostén el rubor se coloco en sus mejillas acompañado de una pequeña sonrisa al ver que lo dejaba caer al suelo, los labios de su compañera al contacto de su piel le produjo un pequeño arqueamiento en su espalda, un gemido se escapo de sus labios al sentir tan atentas caricias que le proporcionaba, su mano se encargaba de forma muy atenta de su otro pezón. –Ha… Haruka… - le fue inevitable dejar escapar su nombre acompañado de un gemido, llevo su mano derecha as sus labios pro un segundo solo disfruto de las caricias que su compañera le otorgaba.
Des pues de unos instantes debió sus manos a la espalda de su compañera, donde bajo el otro tirante acariciando con cuidado su sostén, asta llegar al broche el cual comenzó a desabrochar lentamente con sus manos, una ves izo esto, deslíos por completo los tirantes del sostén por los brazos de la rubia, el cual dejo caer en su brazos, sus manos las llevo a recorrer tentadoramente su espalda, tocando cuidadosamente su piel, llevo su mano derecha asta la rubia cabellera de su compañera en la cual comenzó a jugar con sus cabellos, mientras su mano izquierda tocaba su espalda de una forma traviesa, recorriendo su espalda con movimientos ondulatorios desde debajo de su cuello asta le borde de su pantalón una y otra vez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 6:33 pm

La rubia sentía como si se perdiese entre la piel de su joven compañera, besando con deseo sus pechos, disfrutando de aquel sabor a la vez que escuchaba aquella bella melodía que se escapaba entre los labios de su océano, al mismo tiempo que sentía las manos juguetonas de ella arrebatándole del sostén, dejando ver sus pechos a la peliacuamarina. Notaba repetidos escalofríos recorrer su espalda ante las caricias de su chica, por ello deja sus pechos tranquilos para besarla en los labios aunque dejó sus manos sobre ellos, pero poco a poco fueron bajando por su escultural cuerpo hasta bajarlos por completo y sostener sorpresivamente sus nalgas entre sus manos para aproximar su parte inferior más a ella, así ponerse entre sus piernas y poder juntar aún más sus pieles, por tanto sus pechos se tocaban por completo a la vez que el viento seguía saboreando gustosamente de los labios de su océano tranquilo. Pero era inquieta, y lo era aún más cuando estaba con ella por lo que sus manos se vieron juntas en la cremallera de la falda de la muchacha, por lo que mirando abajo –rompiendo el beso- fue desabrochando este para írsela bajando poco a poco y así, acariciar ambas piernas juguetonamente mientras la miraba fijamente, con coqueteo mientras se atreve a pasar la punta de su lengua por sus labios y así darse paso entre ello y crear otro beso de pasión y amor.

Pero por otro lado, sus manos quietas no podían estar por lo que volvieron a dirigirse sin dudar a sus pechos para jugar con los botones de ellos, pellizcando suavemente estos entre sus dedos a la vez que los estiraba y volvía a masajear y estrujar sus pechos entre sus manos sensualmente, meciéndolos dinámicamente a la vez que sus labios bajaban cuidadosamente, beso por beso, hasta su cuello donde siguen los besos apasionados, succionando un poco la zona dejándole pequeñas marcas e incluso anteriores que las hacía más grandes- Estás demasiado rica… –Susurra besando su barbilla, sintiéndose inquieta por no parar de tocarla, era como una diosa y su piel de verdad que le encantaba, más escucharla de aquella manera, más si su nombre salía de aquellos deliciosos labios.

Deja su cuello tranquilo mientras dirige ahora sus labios a su pecho diestro, y aún masajeando este no duda en morder suavemente su pecho y después succionar un poco para volver a jugar con su pezón coquetamente, paseando su lengua en el contorno de esta para atraparlo y estirarlo suavemente con sus dientes al mismo tiempo que con su mano lo masajeaba y apretaba un poco para saborear más de ella. Por lo que, iba haciendo lo mismo con su otro pecho, así intercambiando de rato en rato ambos pechos para disfrutar del sabor de ellos.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 7:41 pm

Deja su cuello tranquilo mientras dirige ahora sus labios a su pecho diestro, y aún masajeando este no duda en morder suavemente su pecho y después succionar un poco para volver a jugar con su pezón coquetamente, paseando su lengua en el contorno de esta para atraparlo y estirarlo suavemente con sus dientes al mismo tiempo que con su mano lo masajeaba y apretaba un poco para saborear más de ella. Por lo que, iba haciendo lo mismo con su otro pecho, así intercambiando de rato en rato ambos pechos para disfrutar del sabor de ellos.
Su compañera era como el mismo viento, un viento inquieto y coqueto, trayéndola poco a poco a ella, sus manos acariciaban la espalda de la rubia al sentir como sus pieles se juntaban aun mas, aquella chica de cabello color acuamarino se inquieto mas, la lengua de su pañera fue entrando poco a poco a sus labios cosa que acepto gustosa y ansiosa, la necesidad de tener mas de aquel bello viento era visible en cada beso que le daba a la rubia.
Poco a poco sintió como su compañera bajaba el zíper de su falda y deslizaba por completo de la acuamarina, pero ello no se quería quedar atrás quito sus manos de su espalda y deslizo sus manos asta encontrarse con el botón de su pantalón el cual desabrocho y con cuidado bajo el zíper de la compañera. El beso seguía y era a cada instante mas apasionado, pero corto el beso al sentir las manos de su compañera masajeando sus pechos, dejando escapar un gemido de sus labios, para luego volver a besarla con un profundo amor.
Hasta que el beso se corto pro ella y deslizo sus labios por su cuello cada beso que le daba la rubia compañera, produciendo pequeñas descargas en su piel gozando de los mimos de la chica, al escuchar lo que dijo el rubor se incremento en sus mejillas y una sonrisa se coloco en ella, admiraba el cuerpo de la rubia, era realmente asombrosa, sus labios recorrían su piel de una manera encantadora, pero en cada beso y caricia la chica se inquietaba necesitaba sentir el cuerpo de aquel rebelde viento, llevo sus manos asta el rostro de la rubia asiendo que subiera poco a poco asta sus labios, una vez que esta llego asta sus labios la beso apasionadamente rodeando con sus manos el cuello de la rubia.
Lentamente entre besos comenzó a darle la vuelta en la cama quedando sobre ella, miro unos instantes sus ojos y después desvió su mirada a sus pechos ruborizándose intensamente, poco a poco se acerco a los labios de la rubia, dejando un tierno beso. –Eres encantadora… - dijo sonriendo mientras bajaba poco a poco con su lengua recorriendo todo a su paso, lambio lentamente su pecho izquierdo recorriendo su lengua lentamente asta llegar a su pezón en el cual recorrió su lengua de forma traviesa asta que comenzó a succionarlo mientras con su mano izquierda comenzó a bajar lentamente su pantalón rozando su piel, en una forma traviesa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 8:17 pm

Nota como su chica le atrapa el rostro para subir su cuerpo y así atrapar sus labios, convirtiéndolo en un dulce y apasionado beso, que de un momento a otro se encuentro debajo de ella, de nuevo y ver esa mirada coqueta que tanto le gustaba y la hacía suspirar. Por lo que la sigue con la mirada hasta notar su lengua en uno de sus pezones que la hacen estremecerse un poco y ruborizarse, pero que poco a poco, sintiendo el jugueteo de su lengua en su pecho la hacían jadear poco a poco, jadeos que se volvían en suaves gemidos que no quería esconder, abrazándola fuertemente por la espalda mientras tiraba el cuello hacia atrás, dejándole paso por su cuello. La mira amorosamente acariciando su cabello dejando un beso en su cabeza para apartarle un poco su cabello y así jugar un poco con su oído mientras entre medias no podía evitar jadear. Por otro lado lleva su mano diestra un poco más abajo hasta llegar a la braga de la chica, que jugueteando un poco con el filo de esta se la fue bajando poco a poco hasta conseguir quitárselo y echarlo a un lado, una vez así la separa un poco de su cuerpo para besar su frente y mirar su cuerpo- Hermosa… Eres un ángel caído del cielo –Le susurra rozando sus labios para abrazarla y así juntar por completo sus labios con los de ella, cerrando los ojos tranquilamente.

Se fue sentando poco a poco para hacer sentar a la chica sobre ella, así seguir besándole dulcemente e ir atrapando de vez en cuando su labio inferior en leves mordidas, así mientras la sostenía suavemente por la cintura, fue bajando poco a poco su mano diestra acercándola a su intimidad, cual acaricia algo insegura al principio, pero sus toques fueron subiendo de tono a la vez que su otra mano se dedica a subir por su cuerpo a uno de sus pecho y empezar a masajearlo como antes mientras el otro era atendido ahora por sus labios.

De esa manera, mientras disfrutaba de su dulce sabor y de acariciarla, poco a poco le fue introduciendo uno de sus dedos en su interior, que una vez dentro empezó a moverlo cuidadosamente dentro de ella, tocando cariñosamente pero con pasión las paredes interiores de la chica. Por tanto, llega a introducir otro dedo llegando a romperle el himen, por lo que oficialmente se había quedado con la virginidad de la joven. Al tener ambos dedos en su interior se dedicaba a tocar y acariciar con pasión su interior, llegando a veces a tocar un punto sensible de ella, llegando cada vez más hondo a ella.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Jul 15, 2011 9:16 pm

Los jadeos que la rubia le otorgaba la lograba hacer sentir segura tranquila pero a su ves aumentaban las ansias por poseerla completamente, por hacer suya a aquel viento que la tentaba con cada movimiento. Al instante de despojarle las bragas a aquel ahora inquieto mar y escuchar lo que su hermoso viento le decía el rubor comenzó a posarse en sus mejillas un rubor ligero pero visible, respondiendo afectuosamente a aquel beso que su compañera le regalaba.
La chica se fue colocando al ritmo de su compañera al sentir como poco a poco se iba levantado asta quedar sentada, con aquel intercambio de besos que demostraban mas de un sentimiento en cada uno de ellos. Su mano se dirigió a un terreno que nadie avía tocado antes, la chica de ojos azules se abrazo fuertemente a su compañera a los primeros movimientos que esta le deba. Su respiración comenzó entre cortarse produciéndole pequeños jadeos, que con cada movimiento se convertían en gemidos, gemidos que trataba de ocultar pero era imposible disfrazar, las manos de su compañera se posaron en uno de sus pechos mientras el otro tenia la atención de sus labios, las manos de la chica no se quedaron atrás primero comenzó a acariciar uno de sus pechos con su mano derecha mientras con la izquierda desvió lentamente asta su vientre el cual acariciaba mentiras su mano seguía bajando, al sentir el primer dedo de la rubia un gemido logro salir de sus labios sin que la chica de cabello acuamarino pudiera retenerlo. –Haruka...te.. te amo...- fue lo que dijo entre gemidos al sentir como le entregaba su virginidad a aquel inquieto viento, abrazándose mas a su cuerpo y recostarse en su hombro poco a poco dejando escapar un suspiro con un inmenso rubor.
Durante un instante pequeño un gesto de dolor se poso en su rostro que poco a poco fue cambiando a uno de placer, gozando de los movimientos que esta le otorgaba, volvió a subir sus manos hasta sus pechos y acariciarlos en movimientos circulares dejando escapar gemidos de sus labios gozando de cada movimiento que su compañera le otorgaba, en lo que poco a poco fue llegando a un punto mas profundo de la chica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Sáb Ago 20, 2011 10:49 pm

Sus gemidos se entremezclaban con los de su compañera a medida que apresuraba las caricias en su interior e intentaba llegar más hondo dentro suyo, hasta que aprisiona también su cuello en fugaces y profundos besos a la vez que la seguía manteniendo por la espalda con su mano libre, pero de un momento a otro la tumba suavemente en la cama para quedar entre sus piernas y así seguir con las caricias en su interior. De ese modo sus besos atrapaban la boca de su compañera volviéndolo en un suave pero apasionado beso, que poco a poco se da paso entre sus labios para así dar paso a su lengua y buscar la de su compañera a la vez que saboreaba todo a su paso, profundizando las caricias en su interior mientras que entre los besos los gemidos de ambas se iban entremezclando y apagando por los besos. Cuando logra alcanzar ese punto tan deseado del cuerpo de la chica, en su interior se dedicó a acariciar aquella parte para poder escucharla gemir aún más profundo y con más pasión, esos gemidos que la excitaban y la hacía enloquecer. Embobada en su rostro se acerca a ella, hasta su lóbulo para morder suavemente susurrándole un lento y cariñoso “Te amo”. Dicho eso le muerde suavemente su lóbulo de nuevo para pasar la lengua por el contorno de su oído, así besar su mejilla y empezar a descender hasta su pecho, atrapando su pezón en su boca disfrutando de aquel hermoso momento solamente con su dulce ama.

La acorralaba en la cama devorándola casi, disfrutando del sabor de su piel. De esa forma saca sus dedos de su interior para atrapar sus senos y acariciarlos a la vez que los estrujaba entre sus manos, así sus labios se entretenía a lamer y jugar con sus pezones, estando de rato en rato con cada uno de ellos. Por cada beso que le daba sentía que la deseaba más, más aún al saber que la virginidad de aquella chica era solamente y únicamente suya, algo que la hacía ser algo dominante y obsesiva con probar de su dulce sabor. Sentir esa suave piel en sus manos y labios era como estar en medio de un mar tranquilo pero lleno de pasión, como si las olas que la rodeaban la protegiesen de todo y la hacían disfrutar de aquel dulce y cariñoso momento, solamente de ellas dos, de nadie más.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Mar Ago 30, 2011 9:55 pm

La caricias que la rubia le otorgaba a la chica de ondulada cabellera acuamarina, la asían estremeceré, una de sus manos le acariciaban sus pechos alternadamente, mientras con a otra se mantenía sujeta a la rubia, al irla recostando en la cama sin separarse de ella, trataba de mantener el ritmo en sus, la par que lo de sus compañera .
Cada beso que amba se davan era hermoso, desiable, tentador , cada uno de ello asia que la chica de ondulada cabellera se estremeseria , eploraba dedicadamente con su lenga en cada beso. Con cada carisia que aquel viento le otorgava la llevaba al vorde de la exitacion, teniendo que romper el beso devido a quel novel de exitacion en la que e encontraba, dejando ecapar un gemido sin tener medio para poder retenerlo.
Al escuchar aquella dos palabras que la rubia le regalaba, un inmenso rubor e poseciono de sus mejilla, llenandola de una inmena alegria dejando en sus labios una sonria imposible de esconder, la cual se vio un tanto nuvlada por quel segundo gemido otorgado por su compañera al entir aquellas carisia que su compañera le dedicaba a sus pechos.

Busco las manos de su compañera asta entrelasarla con las suya, mientras lo asia miraba atenta aquel par de ojos verde que le encantaban, que la atrapaban, que la cautivaron practicamente al primer instante que los vio. Abrio las pierna asta llegara a aferrarse a su compañera, manteniendose firme a ella, la giro lentamente a la cama, al quedar sobre ella admiro unos instantes el cuerpo de la hermosa rubia, ligeramente ruborisada.
Mantenia las manos de la rubia sujetas, suabemente las desliso asta colocarla sobre la cabeza de la rubia, sujeto ambas muñerca con una sola mano, mientras que la otra la deslio asta los pechos de aquella hermosa rubia, comenzando con suabe carisias obre ellos aumentando la intenidad lentamente mientras besaba a la rubia con lo que comenso como un beso suabe pronto tomo mas y mas intensidad, lentamente su lenga se introdujo en los labios saboriando todo a su paso, la oji-azul rompio el beso y lentamente bajo por el cuello de la oji-verde asta llegar a sus pechos, lentamente solto las muñeca de la rubia , bajandola asta su intimidad, mientras la otra acarisiaba su pecho izquierdo, mientras sus labios atendian a su otro pecho pasando la punta de su lengua por su peson, manteniendose asi por uno instante, para luego seguir bajando y recorriendo con su lengua cada parte de la rubia.
Al llegar a su cadera depojo la ultima prenda de la rubia, deandola completamente desnunda, dejo aquella pioeza en un costado para volver con su vita a aquel viento revelde que la asia etremeer solamente con mirarla. Se coloco a la altura de su cadera, suejto una de aquella bien formadas pierna colocandola sobre su hombro, comenzando a recorrer aquella parte tran delicada y privada de la rubia, recorria su lenga en aquella zona tan intima la cual ahora era suya, mientras sus manos se encargaban de acariciar lo pechos de la chica, ahora era aquel oseano, quien acarisiaba a quel viento revelde, ahora era ella quien se encontraba enrredada en aquel viento fuerte y delicado a su vez.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Miér Sep 07, 2011 6:31 pm

Se vio girada y tumbada en la cama, mirando algo avergonzada a su dueña al ver como le miraba y admiraba su cuerpo atlético. Al rato sus manos se vieron prisioneras con la fina mano de su océano, quien la besaba con tanta pasión y le hacía gemir de locura a la rubia, quien arqueaba un poco la espalda y correspondía con gusto al beso de la chica, haciendo que su lengua jugara o luchara con la de su compañera saboreándose la una a la otra sus bocas hasta que el océano rompe aquel beso para así notar como eso sensuales labios aprisionaban su pezón y el otro era atendido por su mano que le hacía gemir más sonoramente y tirar la cabeza hacia atrás y cerrar los ojos con una sonrisa de satisfacción. Sus manos se aferran a su espalda hasta que poco a poco la mira con ojos de ilusión viendo como esta juguetona bajaba cada vez más y más hasta llegar a su intimidad, que de un momento a otro su entrepierna era atendido por la boca sensual y juguetona de su océano quien la sumía con las caricias y aquello en un mar de pasión y locura. De sus labios se despojaban gemidos y jadeos, uno tras otro que no cedían ya que mejor dicho iban en aumento; sus manos se mantuvieron sostenidas en la cabeza de la chica como casi pidiéndole más de esas atenciones en su intimidad, cual por la excitación había un suave líquido excitante que iba manchando la boca de la chica. Pues las mujeres al igual que los hombres tenían aquel flujo de excitación. La rubia cada vez se sumía más a aquel mar de pasiones y cada vez iba perdiendo más el control , pero era una chica que no podía parar quieta por lo que al gemir un rato más se fue sentando poco a poco y así atrapar su rostro entre sus manos para atraerla y besarla con mucha pasión.

La deseaba sin duda alguna así que girándola queda de nuevo encima de ella, pues era inquieta y rebelde por lo que la necesidad de tomar un poco el control de la cosa era igual a no poder quedarse quieta. Rompiendo el beso acaricia su nariz con la de ella para darle un corto beso y así, ir bajando beso a beso, muy lentamente mientras sus manos estaban entrelazadas a las de ella hasta llegar a la intimidad de ella. Una vez ahí pasa su lengua por la zona y soltando una de sus manos abre un poco de esta para morder muy suavemente de su clítoris y dar algún que otro círculo en él con ayuda de su lengua pero cuando su lengua se fue introduciendo en su interior dos de sus dedos apretaban sutilmente de su clítoris y dando algún que otro círculo entre sus dedos mientras que su otra mano se suelta y sube a su pecho apretando esta, jugando un poco con su pezón mientras profundizaba las lamidas en su interior.
Dejó da lamer para levantarse un poco y ahora acariciar su intimidad con dos dedos mientras vuelve a subir a su rostro para acorralar sus labios con los suyos a la vez que la mano que se mantenía en su pecho coge una de ella y la guía juguetonamente hasta su propia entrepierna, tentándola a que la acariciase como ella hacía con ella, así tentarla a que rompiera su himen al mismo tiempo.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Sáb Sep 10, 2011 3:58 pm

La chica de cabello acuamarino miraba ligeramente a su compañera tras cada gemido, sus labios se vieron llenos de aquel liquido que la rubia soltaba, un liquido que era únicamente suyo, aquel magnifico elixir, que era suelto del cuerpo de la rubia, en aquellos momentos de placer. Lo que produjo que se dibujara una ligera sonrisa en sus labios, escuchándola gemir, saboreando aquel magnifico elixir, poco a poco sintió como aquel rebelde viento se iba sentando poco a poco, tomando su rostro y besándola, aquel beso que ella correspondió gustosa, se vio girada nuevamente en la cama sintiendo a la rubia sobre ella, una ligera sonrisa se coloco en sus labios al sentir aquella caricia en su nariz, sintió como poco a apoco la chica iba bajando, llegando a su intimidad asiendo que su piel se erice, un ligero rubor aparición en su rostro acompañada, de un gemido, al sentir aquellas atenciones en su intimidad.

Cada caricia, la excitaba mas y mas, poco a poco sus jadeos fueron convirtiéndose en gemidos, los cuales fueron tomando mas y mas fuerza, su espalda se arqueaba, los gemidos que ahora su rebelde viento le provocaba no los podía ni los intentaba ocultar. Al subir a sus labios con una de sus manos la atrajo mas asía ella, profundizando mas el beso, los gemidos y jadeos que la rubia le producía por sus movimientos ahora se encontraban ahogados en aquel beso, sintió como su compañera tomaba su mano y la guiaba, lentamente asta su intimidad, la cual fue primero acariciada con suaves, con un poco de timidez, pero lentamente fue introduciendo uno de sus dedos en su intimida, sintiendo aquel delicado manto, que simbolizaba la virginidad de la rubia, se separo de sus labios un momento, la miro con una delicada sonrisa, se acerco nuevamente a ella atrapándola para volverla a besar.

Comenzó a acariciar suavemente su intimidad, como la oji-verde lo asía con la chica de cabellera ondulada, sus caderas mantenían de cierta forma un ritmo con los movimientos de la rubia. Comenzó a acariciar la intimidad de la rubia produciendo un poco mas de lubricación, con las caricias que esta le otorgaba, lentamente introdujo un segundo dedo, le cual rompió le himen, de su compañera, mantuvo unos minutos, sus dedos sin hacer ninguna clase de movimiento, poco a poco comenzó con movimientos en la rubia, llegando a lentamente mas a su intimidad, soltó a su compañera, del cuello para deslizar su mano asta su pecho y comenzar a acariciar alternadamente cada uno de ellos, los apretaba asta llegar a su pezón, asiendo precio sobre el, mientras su mano seguía acariciándola, su pulgar comenzó a dar pequeños topes con su clítoris, co0menzado a estimularlo, mientras sus manos seguían con esa labor. Lentamente giro nuevamente a su compañera para tomar un poco el control, en la situación, al quedar sobre ella, se separo de sus labios y miraba cada rasgo de su hermoso y rebelde viento. Por un segundo, dejo de moverse, mientras a preciaba a aquella hermosa chica, después beso suavemente sus labios, bajando asta sus pechos los cuales besaba, mordiendo suavemente su pezón, pasando su lengua por toda aquella aria y después succionar un poco, asiendo eso alternadamente con cada uno de sus pechos. Con la mano que mantenía libre se sostenía en la cama para no dejar caer su peso sobre su compañera, mientras su otra mano se encontraba sumergida en aquellas caricias en su intimidad, tocando cada vez mas dentro de ella sintiendo aquella presión , que su intimidad producía sobre sus dedos y como su pulgar estimulaba sus clítoris.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Sáb Sep 17, 2011 1:45 pm

Dio un fuerte gemido que no pudo evitar arquear la espalda y cerrar fuertemente los ojos para abrazarla firmemente con un brazo a la vez que no pudo evitar profundizar sus dedos en el interior de su ama. Notaba las estimulaciones en su intimidad hasta que suelta un fuerte gemido y grito al notar como rompió su himen, pues como era lógico dolió un poco pero después se volvió en puro placer lamiendo el cuello de su compañera y succionando un poco de aquella parte a la vez que notaba las caricias sobre sus pechos. Gemía su nombre repetidas veces a la vez que tiraba la cabeza hacia atrás hundiendo su nuca en la almohada mientras exhalaba cada vez más gemidos. No se dieron cuenta pero mientras disfrutaban de su elixir y su sabor ya habían pasado dos horas más o menos, y por parte de la rubia esta estaba llena de su sudor además que su cabello se apegaba por completo a su nuca y cuello trasero, además miraba con demasiado amor a su ama, a quien se iba acercando poco a poco hasta besarla profundamente ahogando los gemidos, pues de seguro que algunos vecinos se enteraron de ello. Era tanto placer que cada vez la enloquecía más y por ello no pudo evitar profundizar aún más las caricias en su interior mientras se sentaba y devoraba a besos, lamidas y suaves mordidas en su pecho. Con solamente rozar su piel extrañamente le hacía excitar de sobre manera, esa chica, su ama la enloquecía de amor.
Amaba sus caricias y no quería que se detuviera, pero todos tienen un límite y ella soltando un fuerte gemido acabo corriéndose en la mano de su chica, llegando al placer máximo y cuando fue así se deja caer sobre la cama mientras atraía a ella a la acuamarina encima suyo, abrazándola suavemente y besar su frente.

Olió lentamente su dulce aroma y cariñosa aparta un poco su flequillo mojado de su cara para acariciar su mejilla y un poco sus labios, hasta que sonríe algo atontada y le da un corto beso en los labios, no sin antes susurrarle algo sobre ellos- Te amo… Michiru… –Atrapa sus labios entre los suyos para besarle lentamente mientras cerraba los ojos con tranquilidad y no soltaba el abrazo que tenía con ella, bien apegada contra su cuerpo desnudo hasta que cuando rompe el beso examina su cuerpo y sonríe algo coqueta, acariciando cada marca que le había dejado por todo su cuerpo- Quedas marcada para siempre por mí –Vuelve a hablar para sonreír cerca de sus labios y volver a besarla con mucho amor mientras hacía más firme el abrazo- Por cierto, ¿No se quejarán? –Pregunta por los vecinos ante sus gemidos tan subidos de tono llenos de placer.
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Sáb Sep 17, 2011 3:17 pm

Los movimientos que la rubia le regalaba eran extraordinarios, poco a poco su respiración se agitaba, los gemidos que esta vez salían de sus labios, eran mas y mas sonoros al sentir también aquellas caricias sobre sus pechos, su respiración se acelero, los movimientos que la rubia le producía poco a poco la llevaron aquel punto máximo de excitación, por un momento detuvo sus movimientos para retomar poco a poco el aire, para llevar a su compañera al mismo placer que ella le avía producido Su cuerpo estaba cubierto de sudor, su respiración era aun un tanto agitada, al percatarse del orgasmo, sonrió ligeramente, una sensación, de felicidad y satisfacción se coloco en ella, se encontraba agitada y completamente exhausta, pero eso no importaba, se recostó sobre su hermoso viento , al sentir aquel beso sobre so frente sonrío un poco .
La miraba con una sonrisa manteniéndose firme sobre ella, con su ante brazo asiendo un soporte para su cuerpo, y con la otra apartaba aquellos pequeños mechones que le cubrían su rostro, miro atentamente ese par de ojos verdes que la envolvían, que asían que se desconectara de todo su alrededor, solamente quedando ellas dos, sonrío tontamente al escuchar aquel te amo, un inmenso rubor se coloco en sus mejillas, respondió dulcemente aquel beso, pero el rubor incremente al sentir sus caricias sobre aquellas marcas que le avía dejado, izo una mueca en forma pensativa, al escuchar la ultima pregunta. –Amm… - dije mirando asía el techo mientras pensaba una respuesta en la cual dejo escapar una enorme sonrisa. – Creo que se sorprenderán… - dijo sonriendo acercándose a sus labios para besarla dulcemente. –Te amo Haruka… - dijo entre aquel beso, sus ojos estaban entrecerrados, disfrutando lentamente de aquel beso, se separo de ella y la miro unos instantes.

Sonrío tontamente, y la miro unos instantes. . –Creo que estrenamos tu cama… - dijo ruborizada mirando a su alrededor, recargo su cabeza sobre el hombro de la rubia, deposito un beso en su cuello. –Haruka… no solo quedo marcada por ti… - izo un pequeño silencio. – Soy para ti toda la vida. – volvió a subir para besarla ligeramente ruborizada, se encontraba contenta, nerviosa, encantada, enamorada, no sabia exactamente que hacer por lo cual no decide hacer mas que recostarse sobre su hermosa compañera, una sonrisa llena de ilusión se deposito en sus labios, todo pareciera perfecto, la compañía, las emociones, el ambiente, sencillamente todo parecía perfecto, no lograba imaginar que eso sucediera en el primer día que se conocieran pero no se arrepentía, estaba completamente cautivada por su compañera, era como si el liquido del frasco lo hubiera bebido ella, sonreí tontamente llena de ilusión al pensar en eso, pero en ningún momento se arrepentía de lo que avía echo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Jue Sep 22, 2011 7:09 pm

Disfrutaba de sus dulces labios y si fuese por ella, estaría besándola a cada segundo de su vida, por ello la abraza suavemente contra su cuerpo desnudo y besa su frente- Oye, aún es pronto, ¿Quieres hacer algo? –Pregunta al mirar por la ventana y ver como era aún temprano, por lo que aún les quedaba todo el día para estar juntas y disfrutar de ese día, y de los próximos pues era un día de conocerse y era como si se conociesen de toda la vida, pareciendo casi un matrimonio de esa forma. Besa un par de vez más su frente para juntar la suya con la de ella y mirarla fijamente, sonriéndole dulcemente y darle pequeños besos en sus labios aún abrazándole firmemente sintiendo su suave y fina piel contra la suya, pasando de vez en cuando sus dedos por su espalda queriendo tocar más de aquella maravillosa piel que era como perderse en medio del océano. Poco a poco sus besos suaves y cortos se volvieron en largos y profundos, empezando a medio tumbarse sobre ella aún abrazándola dulcemente, hasta que deja el beso y la mira con mucho amor- Estás demasiado rica… –La alaga para besar su mejilla y bajar un poco, así abrazarse un poco a su cadera y apoyarse en su pecho, escuchando los latidos de su corazón que le daba tanta tranquilidad. Le encantaba sentir aquella chica de aquella forma pero acaba suspirando y vuelve a poyarse en la cama con sus manos y así posesionarse de mejor forma sobre de ella y mirarla de mejor forma, devorándola con la mirada volviendo a pasar sus dedos ahora por su suave estómago para volver a acercarse y besarla cariñosamente, deseando que el tiempo se parase y que ese momento se grabara en su mente para siempre, hasta que cayó sobre una cosa que le hizo arquear la ceja e ir parando el beso con cortos de estos hasta simplemente rozar sus labios- Michiru, ¿Eres fértil? –No había caído en eso, pues al ser ella la neko tendría el riesgo de quedarse embarazada, pues la rubia se libraba al ser tachi.

Aquello en cierto modo le preocupaba, pues el primer día que la conocía y encima hacían el amor, no quería llevarle problemas como un embarazo y con ello un escándalo con su familia, de la cual aún no sabía nada de nada. Por lo que por ello se fue sentando poco a poco a su lado y acariciaba su cabeza suavemente, entrelazando su ondulado cabello entre sus dedos largos y finos, hasta que se vuelve a tumbar a su lado abrazándola suavemente, así decidir que hacer durante el resto del día, pues la rubia era inquieta por lo que más valía que dijese algo rápido antes que decidiese volver a hacer el amor de nuevo, pues se estaba volviendo obsesiva con el sabor de su boca y piel, más el oler su dulce aroma que la enloquecía, además, no solo eso le gustaba demostrarle a partir de los actos lo que sentía por ella, y a pesar de que ese amor había nacido en un solo día era realmente intenso. Pues si no hubiese sido el primer día, hubiese sido el segundo cuando le hubiese dicho que estaba loca por ella.


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Michiru Kaioh

avatar

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 10/02/2011
Edad : 23
Localización : Junto a ti... ♥ ♀ ♥ ♀

MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   Vie Sep 23, 2011 9:22 pm

La miro con una sonrisa al escuchar su primera pregunta. –No se que te gustaría hacer?. – pregunto con una sonrisa sintiendo como la besaba, una sonrisa como de niña pequeña se cruzo en sus labios y le sonrío, la miraba sin decir mas solo la admiraba, al sentirla sobre su pecho acaricio suavemente su cabellera rubia, para luego escuchar aquello ultimo mencionado que avía puesto a Michiru un poco insegura, pues aquella ultima pregunta la enfrasco en la duda e incertidumbre, se separo de ella un poco. - Hay que salir a algún lado…. – Dijo un poco preocupada y apenada, pues realmente no era para menos, si por alguna razón en aquel momento ella se hubiera embarazado como respondería, como podría hacerle eso a quien ahora era todo su mundo, a pesar del poco tiempo que tenían parecía como si se conocieran de toda la vida. –O deseas comer algo.- dijo levantándose suavemente de ella asta quedar sentada en la cama, una pequeña preocupación se podía sentir en su voz, tomo todo su cabello y lo paso por detrás de sus hombro, lentamente lo soltó dejándolo caer todo en su espalda. La miraba completamente hipnotizada por aquel par de ojos verdes, pero aun así, no dejaba de pensar en aquello, movió suavemente su cabeza para salir de aquellos pensamientos. – Bueno y que te parece si salimos a comer algo? – dijo mirándola con una sonrisa.
Se levanto de la cama comenzando acoger la ropa del suelo, la pego contra su pecho, al terminar de hacerlo, la miro con una angelical sonrisa. –Entonces quieres ir a comer algo?.- dijo acercándose a ella para quitarle algunos mechones de du flequillo del rostro, con totalidad delicadeza los apartaba de su frente para después depositar un beso sobre su frente con una dulzura y amor que no se puede llegar a describir.- Te amo Haruka. – le dijo en un susurro y se separo lentamente de ella para apuntar la puerta que llevaría a su baño. –La habitación cuenta con su propio baño. – dijo dulcemente señalando la puerta. –Te dejo que te alistes, si?.- pregunto caminando a la puerta de la habitación, cerrándola al salir, dejando escapar un supero de sus labios. Miro asía un costado, para luego sonreír por lo que avía ocurrido, al paso de 30 min se encontraba lista y bañada, usaba un vestido asta arriba de las rodillas color azul celeste, con ligeros detalles en color lila, unas zapatillas color azul marino muy oscuro y un prendedor en el cabello, se miraba en el espejo del baño, pensando en Haruka, sonreía de una dulce forma llena de ilusión, pensando en lo hermoso que era tenerla, ahora la idea de que no quería dormir sola, aun aumento el rubor que comenzó a salir al pensar en ella. Aun no savia que harían con exactitud pero, ahora tenia en mente solo pasar el resto del día con su hermoso viento, encargándose de conocerla.
Salió de su habitación y toco la puerta de Haruka . – se puede?.- pregunto al tocar la puerta pues no quería interrumpirla, abrió la puerta suavemente, con la mirada abajo. –Entonses que es lo que quieres hacer? – Menciono con un tono angelical en su voz y una pequeña sonrisa en sus labios.
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: A solas contigo, mi Michiru Kaioh   

Volver arriba Ir abajo
 
A solas contigo, mi Michiru Kaioh
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Soy capaz de todo con tal de estar contigo.
» ¿Las niñas buenas andan solas por ahí? (Priv. Darkiryu)
» Hasta pronto, fue un placer. ♥
» [Quest] La puerta
» A solas +18 [Privado][Afrodita]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Butterfly Effect :: Barrio 1 :: Michiru Kaioh-
Cambiar a: